lunes, 29 de julio de 2013

Todo sobre la Programación neurolingüística en Barranquilla - Colombia


Deus Capacitaciones y Psicología
 Transpersonal



Tienen el gusto de invitarle a su conferencia: PNL: Todo sobre Programación Neurolingüística.

Adquiera esta conferencia donde se le enseñará exactamente la manera en que funciona nuestro cerebro,
para ponernos en camino de aquello que deseamos.

A través de estas técnicas podemos llegar a tener éxito en cualquiera de nuestros propósitos.

Póngase en contacto ya con nuestra conferencista y lleve a su institución las pautas que han hecho exitosos a millones de personas en el mundo.

Adquiérala ya!

Mayores informes:

Dra. Ketty Arrieta
 Psicóloga

Email: deuscapacitaciones@gmail.com
pk.transpersonal@gmail.com
kettyarrieta@gmail.com
  
Cel: 3015087991

Barranquilla - Colombia.




viernes, 24 de mayo de 2013

Estar presentes para nuestros hijos


Ser padres es uno de los desafíos más grandes y transformadores que podemos asumir en la vida, y es uno de los trabajos más importantes y profundos que podemos realizar, ya que la manera en que lo hagamos puede determinar la capacidad que nuestros hijos tendrán de vivir su vida de manera plena y feliz.

Diversos estudios demuestran que nuestra inteligencia emocional, nuestra autoestima y nuestras habilidades cognitivas y sociales se fundan en los primeros vínculos y relaciones que tenemos durante la primera infancia. Cuando nacemos, nuestros pequeños cerebros tienen la disposición a desarrollarse en su máximo potencial, y la base de este desarrollo está en la relación de amor, cuidado y reciprocidad que tengamos con un cuidador significativo. Es decir, los bebés necesitan  sentir que hay alguien aquí y ahora para ellos, para comprenderlos, traducir lo que expresan y satisfacer sus necesidades básicas, físicas y emocionales, y por lo tanto requieren de una relación de sintonía y resonancia con sus padres o cuidadores más cercanos, que será la que les permitirá desarrollar su bondad, sabiduría y compasión innatas.

Sin embargo, muchas madres y padres de hoy nos encontramos confundidos por las demandas que significa la crianza en la actualidad. Mucho se ha hablado de la importancia de estar “presentes” para nuestros hijos, pero no tenemos muy claro qué significa esto. Queremos estar presentes y disponibles pero no sabemos cómo. Queremos no repetir patrones dolorosos que solemos arrastrar desde nuestra infancia, pero nos vemos enfrascados en ellos, haciendo y diciendo cosas que prometimos no repetir de nuestros padres. Esto nos hace buscar respuestas o recetas en diversos libros o manuales, intentando encontrar en los “especialistas”, pediatras, psicólogos, amigos y familiares, las respuestas a las miles de preguntas que nos surgen, muchas veces alejándonos de nuestra sabiduría e intuición, de lo que sabemos íntimamente que nuestros hijos necesitan.

Esta inseguridad y falta de conexión con la intuición y sabiduría que surge en la relación atenta con nuestros hijos, y las infinitas recetas, opiniones, juicios externos y propagandas respecto a la crianza, nos interfieren de tal manera que se nos hace difícil conectar con ellos, estando atentos y abiertos a la experiencia presente, particular y única de cada momento. Podemos estar físicamente presentes, pero emocionalmente ausentes, idos en nuestras propias preocupaciones. Y todo esto, lo único que hace es aumentar nuestra sensación de culpa y frustración, repercutiendo en el modo en que nos relacionamos con ellos. Tratamos entonces de “compensar” nuestra ausencia con “cosas”: juguetes, dulces, tecnología, entretención, pensando que eso los hará más felices. Sin embargo sabemos íntimamente que éstos son sólo sucedáneos de lo que todo niño verdaderamente necesita: un vínculo de amor, cuidado y disponibilidad.

El maestro zen John Tarrant dice: “La atención es la forma más básica de amor: a través de ella, bendecimos y somos bendecidos”. El amor no puede darse si no hay atención. Cuando cultivamos nuestra atención, el amor brota naturalmente, porque estamos presentes para captar la maravilla de lo que se despliega ante nosotros sin enjuiciarlo, sino simplemente acogiéndolo con nuestra mente-corazón abiertas y disponibles. Al prestar atención bendecimos a quienes nos rodean con nuestro amor y somos también bendecidos por todo cuanto nos rodea.


Desde esta mirada, el amor que sentimos por nuestros hijos puede ser un verdadero motor para cultivar nuestra atención; podemos cultivar nuestra capacidad para estar realmente presentes, atentos, vivos y disponibles para nuestros hijos. Al estar presentes, somos más capaces de leer sus señales, conocerlos cada vez más e ir respondiendo de manera oportuna y concordante a sus necesidades. La práctica de meditación, oración, yoga y ejercicios como el Reiki y el Zen nos permite conectar con una profunda fuente de intuición que nos guía en el camino de ser padres. De esta manera, nuestros hijos e hijas podrán ir desarrollando la sensación de la confianza básica en el mundo, ya que sienten que el mundo responde a sus señales. Esto es muy distinto a ignorar sus necesidades básicas intentando que se adapten a un horario establecido, dejarlo llorar hasta que “se duerma solo” o ser avaros con nuestros brazos, tal como sugieren algunos manuales supuestamente científicos. Nuestra intuición más básica nos moviliza a tomar a nuestros hijos cuando lloran, a alimentarlos cada vez que lo necesitan, a conectar con ellos cuando nos requieren. ¿Porque desconfiar de lo que sabemos íntimamente que necesitan anteponiendo teorías y opiniones a la experiencia directa del momento?

Cada día, cada momento con nuestros hijos es un ancla al momento presente. Podemos elegir dejarlos pasar, dejándonos llevar automáticamente por nuestros juicios, ideas y reacciones habituales, o bien, aprovechar esta oportunidad única para comenzar un camino de atención, amor y cuidado. Podemos bendecir a nuestros hijos con nuestra atención y amor, y también ser bendecidos nosotros mismos en el camino.



Ketty Arrieta Orozco
Psicología transpersonal
Cel. 3015087991
Barranquilla - Colombia.





martes, 14 de mayo de 2013

Cómo se crean y cómo nos afectan los egregores negativos!


Los Egregores son pensamientos fuertemente proyectados, están regidos por la Ley del Mentalismo.

Estos egregores emanan una corriente magnética como un rayo de luz.

LA IMPORTANCIA DE VIGILAR LO QUE PENSAMOS.

Los Pensamientos son energías que se acumulan en nuestros cuerpos y otra parte de ellos se expande y sale a la atmósfera. Son cuerpo, tienen masa y al salir de nuestro cuerpo mental adquieren vida y personalidad, son una entidad que entra a funcionar según la dirección que les hemos dado, nuestro cuerpo humano no está capacitado para ver a simple vista estas energías, sin embargo, sí las sentimos y nos afectan, ya sea de forma positiva o negativa.

Existen dos tipos de PENSAMIENTOS: NEGATIVOS Y POSITIVOS.

LOS PENSAMIENTOS NEGATIVOS son opacos, de bajas tonalidades, afectan adversamente al pensador y a todos aquellos a quienes van dirigidos, rodean al individuo que los emitió en una atmósfera siniestra y pesada, que entorpece su evolución ascensorial en todo orden, lo vuelven una persona desagradable, antipática, indeseable, da a su fisionomía una expresión amarga, lo afea, aleja de si los afectos, lo enferma, así se crea lo que llamamos EGREGOR NEGATIVO, sembrándole cada vez nuevos pensamientos depresivos que lo van envenenado.

Por el contrario, los PENSAMIENTOS POSITIVOS, siembran en nuestro subconsciente un semillero maravilloso, con vibraciones luminosas que salen de nuestro cuerpo mental estimulándolas en sentido positivo. Nos proporciona, salud, belleza, energía, etc.
Al descargar esta energía se convierte en materia.

Muy importante es saber que con la mente gobernamos las células de nuestro cuerpo. Lo que ocurre en nuestro cuerpo mental es un espejo: "tal como piensas, así eres". Tanto el valor como el miedo son actitudes mentales.

LA MENTE CREA, tiene el poder creador, vivimos en un Universo mental, creado por el Omnisciente, todo lo que el hombre va descubriendo y trayendo a realización ya existe en potencia en la Mente Divina.
La función de la MENTE es pensar, recibe la idea, esa mente estimula el campo emocional, nace el deseo de traerla a la manifestación, así el campo o cuerpo emocional, estimula a su vez al campo volutivo (voluntad) y lleva al cuerpo físico a la acción, para traer a realización la idea y plasmarla en algo tangible.
La mente gobierna las células de nuestro cuerpo y nada hay más obediente que la materia.

EJEMPLO CLÁSICO DE UN EGREGOR NEGATIVO Y COMO AFECTA.

Alguien nos hizo, como se dice vulgarmente una CANALLADA, cuando se recibe lógicamente nos indignamos y en nuestra mente comenzamos a emitir pensamientos de IRA, de DESPECHO, de VENGANZA y hasta lo expresamos con palabras, en este momento sale de nuestro cuerpo mental una carga electrónica (en la ciencia existe el electroencefalograma: aparato que registra en una cinta lo que  al pensar emitimos: ondas eléctricas), esa carga electrónica fue de carácter NEGATIVO y salió hacia el espacio donde se encontró con otras cargas afines, es decir, con ondas electrónicas similares, pensamientos de odio, de tristeza, decepcionantes, etc. emitidos por otras personas y por simpatía se unió a ellas.

Estas fuerzas electrónicas negativas lanzadas al espacio inconscientemente, toman cuerpo y fabrican un ente de condición negativa, cargado de mala intención, de tristeza, de dolor, de odio, de todo orden negativo. Por correspondencia, este ente pertenece a quienes lo fabricaron y periódicamente regresa a ellos y les "recuerda" frecuentemente qué los hirió, acomplejó, etc., entonces se convierte en "UN RECUERDO" y se vuelve a sentir exactamente lo mismo que en un principio y hasta más poderoso porque el EGREGOR SE FORTALECE, crece a tu costa y cada vez te domina más, haciéndote tan fuerte que lleva al individuo hasta la locura o al suicidio, y este mismo mal lo está recibiendo también miles de personas débiles quienes están bajo esta influencia de condiciones iguales, así se forma una CONCIENCIA COLECTIVA de tristeza, miedo, depresión y derrota.

De esta manera contribuimos con nuestra cuota mental al bien o al mal.

Por otro lado, esta influencia de Conciencia Colectiva Negativa, afecta de igual manera a Nuestra Madre Tierra, pues estas energías se concentran en su atmósfera y de alguna manera se manifiesta, en guerras, terremotos, desastres naturales, etc. Cuando pasa, no comprendemos que nosotros hemos contribuido a crear este tipo de fenómenos y luego preguntamos ¿por qué? o echamos culpas a diestra y siniestra.
Otro efecto del egregor negativo es que vamos creando rencores y los vamos arrastrando en nuestro cuerpo etérico por centenares de vidas que a veces se manifiestan en enfermedades físicas y mentales.

RECOMENDACION:

Aprende a aquietarte, a comprender las situaciones, a mejorarlas y a evolucionar espiritualmente, una herramienta poderosa es la MEDITACIÓN.

Cuando la pongas en práctica constante y conscientemente te liberará, te perdonará, así como la(s) persona(s) que te agravió, ya no creas más estos egregores negativos, y si vuelves a caer, concientízate inmediatamente de ello y transmútalo, hasta que llegues a dominar bien tus pensamientos y emociones. Solo tú eres dueño/a de tu espacio interior.


Ketty Arrieta Orozco
Psicóloga
Cel. 3015087991
Email: pk.transpersonal@gmail.com

Éxitos y bendiciones!

domingo, 5 de mayo de 2013

Lo que tiene importancia y lo que es importante


Me confundo.
Una y otra vez.
Lo confundo.
Una y otra vez.
Confundo lo que tiene importancia con lo que es importante.
Y no sé si echarle la culpa al tonto que me habita, o a la ignorancia, o a que no sé escuchar sinceramente a mi corazón y sus mensajes, o a la prisa que me tiene acelerado, o a que dejé el gobierno de mi vida al inconsciente durante muchos años y hay días que vuelvo a la vieja costumbre, o si echarme a mí la culpa por mi desatención, o porque me dejo deslumbrar por los triunfos aparentes.
El caso es que dentro de mí, en el lugar donde guardo las teorías, lo tengo claro.
Sé que cuando algo me parece que tiene importancia, no es a mí a quien se lo parece, sino a mi ego.
Y si algo es importante, es aquello que alegra a mi espíritu, aquello que me provoca paz en vez de lucimiento, aquello que es profundo, aquello que realza mi naturaleza trascendental, aquello que le provoca una serena sonrisa a mi corazón.
Las cosas son convenientes, interesan o son interesantes, o tienen consecuencias, pero… ¿Para quién?, ¿Para cuál de mis yos?, ¿Para cuál de las divisiones en las que me fracciono?
El ego está más interesado en aparentar, en ocupar un lugar en el pódium y ponerse medallas, en llenarse de éxitos, en causar admiración, en regodearse en lo que parece que tiene importancia.
Más bien, en lo que se le da importancia, pero es sólo aparente.
Lo importante no necesita ser reconocido por los otros, y es profundo: un asunto privado entre uno mismo y uno mismo; no es algo que “se hace” de cara al exterior.
Hay una aclaración que aparenta ser sólo semántica, pero es clarificadora: lo que “tiene” importancia, se basa en lo posesivo que es “tener”, que es un asunto exclusivamente terrenal y efímero, y ese “tener importancia” es un asunto temporal, cuyo valor puede desaparecer en cualquier momento.
Las cosas que tienen importancia un día, puede que meses o años después sean catalogadas como tonterías.
Aquello que pareció tan grave, o que tenía tanta importancia en algún momento, se diluye en el olvido.
En cambio, lo que “es” importante, ya lo “es” en su condición. Lo “es”, no necesita “tener”.
No necesita de estímulos.
Lo “es” en su esencia, en lo imborrable, en lo que va formando la esencia que somos.
Es más transpersonal. Lo que “tiene” importancia, es porque “se le da” importancia, mientras que lo que “es” importante, se debe a que ya lo “es”.
Lo que tiene importancia, la tiene más de cara a los otros que a uno mismo, es un asunto del “yo” frente a los otros, mientras que lo que es importante, lo es para el aprendizaje de uno mismo.
Para el que trasciende al humano limitado.
Es muy interesante tener claros los conceptos para no perder el tiempo con las cosas que tienen importancia, y centrarse en las que son importantes.
Todo lo expuesto anteriormente nos podría, o nos debería, conducir a cuestionarnos, a partir de ahora, una serie de actos o situaciones.
Aparte del instinto de supervivencia, o de la necesidad de procurarme una economía, el resto de mis decisiones,
¿Qué objetivo tienen?
¿Quién, o qué, me empuja o me motiva a hacer las cosas que hago?
¿Qué intención tiene el resultado que busco en las cosas que hago?
¿Oriento el sentido de mi vida hacia el público o colaboro en mi Crecimiento Personal?
¿Me atrae más el brillo externo que la luz interior?
¿Mi ego me indica el valor de las cosas?
¿Es mi ego o soy yo quien decide qué es esencial para mí como Ser Humano?
A partir de las respuestas surgirá, probablemente, una revisión de la escala de valores personal.
En el mismo instante en que uno se da cuenta de que algunas cosas realmente no tienen el valor que se les atribuye, se puede escapar inmediatamente de su propio error.
A estas alturas del texto, ya deberías tenerlo claro, y no volver a confundirte.
Lo que tiene importancia no es importante.
Lo que denominamos importante no tiene importancia.

(Francisco de Sales, es el creador de la web www.buscandome.es, para personas interesadas en la Psicología, la Espiritualidad, la Vida Mejorable, el Autoconocimiento y el Desarrollo Personal).

Ketty Arrieta Orozco
Psicología Transpersonal
Cel: 3015087991
Email: pk.transpersonal@gmail.com
Barranquilla - Colombia.




viernes, 3 de mayo de 2013

TÉCNICAS PARA CONSEGUIR RELAJACIÓN MENTAL



Para poder llegar a un estado de relajación mental es necesario e imprescindible la concentración, en ocasiones tenemos dificultad para disfrutar, de esos estados placenteros, porque nos cuesta desconectar o evadirnos del exterior. Vamos a ejercitar nuestra atención y con ayuda de estos pequeños y sencillos pasos lograremos la concentración necesaria para nuestra relajación mental.

Debemos de elegir un ambiente cálido y agradable, sin que nada ni nadie nos interrumpa (si compartimos piso avisamos, también desconectamos teléfonos etc). Se puede aprovechar la luz diurna o en su defecto la luz de velas o lamparillas pero siempre tenue. La ropa será holgada sin que apriete e interfiera el flujo sanguíneo (ideal ropa de algodón). La postura para los comienzos es mejor tumbado o sentado con la espalda recta y las piernas flexionadas, recordemos que no hemos de sentir presión o ejercer fuerza con las extremidades, siempre cómodos y sin dificultades.

Técnica 1Tápate los oídos con tapones de silicona o las palmas de las manos, si tienes algún problema auditivo mejor usa sólo las manos. En unos segundos te llegará un sonido cuya intensidad o registro tienes que saber identificar, modificar y controlar. Es decir lo que tu escuches es el interior de tu cuerpo, a lo que tendrás que darle una identificación por ejemplo: latidos del corazón, sonido marino, etc. Lo que más parecido te resulte es como le "llamaras" a ese sonido.

Ahora toca modificar, como? sencillo has de contar y si el sonido es rápido.. tendrás que modificarlo a mas lento, si notas que es lento entonces estaría correcto aun así cuenta.

Me explico: Cuenta ese sonido (1 ola, 1 latido, 2, 3 etc) hasta que tu controles " la velocidad " de tu sonido. Una vez ya lo has logrado habrá cambiado su frecuencia y notarás que estás mejor..

Pasamos a controlar es decir, ya has identificado y cambiado la velocidad, entonces tu eres quien controlas y vas a pasar el sonido de un oído a otro, como? Imagina que " tus olas, latidos etc" son como notas musicales en danza y pueden saltar de un lado a otro, las pasas de un oído a otro, como si dieran un salto en medio de tu nariz. No es difícil pero como toda técnica requiere una práctica e interés, no te preocupes sino lo consigues a la primera, nadie nace enseñado pero te garantizo que lo lograrás antes de lo que tu crees. Cuando ya domines la concentración interior de tus sonidos, pasamos a la siguiente fase.

Técnica 2- Si elegiste la postura sentado, fija tu mirada hacia la pared a una distancia de unos 3 mtros. aprox. Si estás tumbado mira hacia el techo (no tiene que haber ninguna decoración o murales que distraigan la atención). Ahora vas a imagina un punto de color (elige el que más te guste) yo utilizo el azul.

Fija tu atención y mirada hacia ese punto y procura mantener sobre unos 30 segundos aprox. (recuerda visualización pero con los ojos abiertos). gira tu ojos hacia la derecha (no la cabeza) y sigue imaginando ese punto de color, otros 30 seg. de igual manera hacia la izquierda.
Vuelves al centro y cuentas hasta 50 (sigues imaginando el punto ). Cierras los ojos suavemente, respiras profunda y relajadamente y vuelves abrirlos.

Con esta técnica se pretende centrar la atención en un punto en concreto pero sin que exista realmente (sólo mental). Se ejercita el poder de imaginar, se aprende a visualizar, y sobre todo a controlar la atención exterior sin que nos despistemos.

El hábito de la concentración tiende a fortalecer la mente y no tiene un fin en si mismo sino que es un medio para llegar a que la mente se convierta en un instrumento cuyo dueño puede usarlo a voluntad. Una vez logres dominar esta técnica y tu concentración sea más avanzada, estarás totalmente preparado para realizar ejercicios por ejemplo este de relajación (pincha aquí para ver), si era la concentración lo que te impedía conseguirlo.

Sigo insistiendo en que seas paciente y no tengas prisa, lo importante es que pongas interés, lo demás llegará progresivamente e irás notando una mejora a nivel interior y mental.

De momento nos vamos a conformar con llegar a un estado de relajación natural y de grado medio, ya que para llegar a un estado de meditación avanzada o superior se requiere mucha experiencia y práctica en la que intervienen múltiples factores como la alimentación, la salud, la armonía completa entre el cuerpo físico y mental, etc. Como no es el cometido extendernos con el tema avanzado nos quedamos aquí con estos sencillos pasos que nos van a ayudar para conseguir el propósito que es la concentración.

Adelante y a concentrase!.

*******************
Encuentra a Assaya en:
Cursos de CRECIMIENTO PERSONAL y ESPIRITUAL, en VIDEO:
http://www.cursosenvideo.org/
Web de la ESCUELA INICIÁTICA ONLINE, YO SOY LUZ:
http://escuelainiciaticayosoyluz.com/
Artículos sobre Espiritualidad:
http://www.yosoyluz.net/

Artículos sobre Almas Gemelas:
http://www.almasgemelaselreencuentro.com/
Web Personal de Assaya:
http://www.assaya.org/

Ketty Arrieta Orozco
Psicología transpersonal 
Barranquilla, Colombia.
Cel: 3015087991.

viernes, 19 de abril de 2013

Las 18 leyes universales del éxito


1. El Universo es pura inteligencia y maestro entre maestros; está regido por Leyes que, incorporadas a nuestra estructura psicológica, nos permitirán alcanzar el éxito y la sabiduría. Esas leyes tienen como finalidad mantener el orden en el caos, el amor en el odio, la sabiduría en la ignorancia, la salud en la enfermedad y la eternidad en el momento transitorio. Hay un único camino que recorrer: aprender a pensar le un modo adecuado.

2. Todo aquello en lo que uno se concentra, tiende a aumentar: si se centra en sus limitaciones, éstas crecerán proporcionalmente a la energía empleada.

3. Toda creencia, una vez establecida, tiende a perpetuarse. La visualización es un recurso esencial para la instalación de las experiencias en el sistema nervioso. Cuando una visualización se realiza bien, al cerebro no le importa saber si aquello ha sucedido en el mundo físico o sólo en la imaginación.

4. Las situaciones de conflicto interior generan una pérdida de energía vital.

5. El Universo es nuestro aliado si sus metas coinciden con las nuestras. la osadía positiva trae consigo algo mágico, sublime y poderoso.

6. Un hecho aislado no puede establecer una tendencia; pero si el hecho se repite, la tendencia puede establecerse. Tener conciencia de ello ayuda a actuar con prudencia.



7. En el Universo hay abundancia para todos y la abundancia es algo a lo que todo el mundo tiene derecho. El hambre y la miseria, sinónimos de carencia, son incongruentes con la naturaleza.

8. El miedo es siempre un problema, el amor es siempre una solución.

9. Sólo se consigue atraer lo que ya se posee, y esto también es válido para el éxito y el amor.

10. El verdadero cambio interior se produce cuando aceptamos a los demás tal como son y a nosotros mismos tal como somos.

11. Los seres humanos tenemos la capacidad de trascender, es decir de superar una situación y comenzar de nuevo a partir de ella.

12. Debemos agradecer aquello que tenemos y nos gusta; el Universo continuará proporcionándonoslo.




13. Todo lo que existe en el Universo físico surgió primero en la mente. El pensamiento es energía y la energía sigue al pensamiento. Los pensamientos generan sentimientos y éstos provocan comportamientos que tienen consecuencias en el mundo físico.

14. El Universo está construido sinérgicamente. Siempre que dos o más cerebros se reúnen con espíritu de cooperación y esfuerzo, comunicándose y dejando fluir la intuición, se manifiesta este fenómeno natural. Necesitamos aprender urgentemente a utilizar la sinergia, es decir, conseguir más con menos esfuerzo.

15. La armonía es la esencia de la existencia. Procure armonizar con todo y con todos en su entorno: con el ritmo del tiempo y con usted mismo.

16. La evolución es la finalidad básica del Universo y los acontecimientos siempre tienen una razón de ser. Lo que nos sucede es por y para nuestro bien (espiritual más que material).

17. El éxito del Universo y el personal son consecuciones indisociables.

18. La sabiduría es el uso inteligente del conocimiento, consciente o inconsciente. Quienes sean capaces de una profunda reflexión interna descubrirán los secretos del Universo.

Psi. Ketty Arrieta Orozco
Psicología Transpersonal
Cel. 3015087991
Barranquilla - Colombia.